Acceso Universal a Medicamentos Esenciales: Experiencias recientes Suramericanas y desafíos para la Región

18/09/2018

 

 

 

 

La salud como derecho fundamental y la integración regional son insumos del horizonte de bienestar acordado por los países suramericanos. Si bien contamos con logros frente al acceso a medicamentos, resulta prioritario buscar y promover escenarios regionales de acceso que no vulneren los preceptos de esencialidad y pertinencia de los medicamentos como parte de nuestros Sistemas Universales de Salud.

Una de las principales estrategias asumidas regionalmente por parte de los países suramericanos en relación con los elevados precios de medicamentos fue la creación del Banco de Precios de Medicamentos de UNASUR (BPMU).

Como parte del avance hacia una política integral de medicamentos, desde mediados de 2015 las naciones de UNASUR se propusieron crear un banco con los precios de los medicamentos de contratación pública en todos los países de la región como una estrategia para presionar por su reducción. El objetivo de este banco se enfocó en fortalecer la capacidad de gestión de los procesos de compras a través de la disponibilidad de un sistema informatizado con información sobre precios de adquisición de medicamentos y datos relacionados en los Estados Miembros de UNASUR.

Para tener un rendimiento justo de la inversión pública, los actores gubernamentales y los proveedores de fondos públicos requieren transparencia e información clara. El proyecto del BPMU centró su propósito en este objetivo y converge, de esta manera, con impulsores clave de la agenda 2030 de las Naciones Unidas, como la buena gobernanza, los mecanismos de rendición de cuentas sólidos y la transparencia.

Existen algunas bases de datos públicas de precios de medicamentos, vacunas y dispositivos médicos que, por lo general, se refieren a organizaciones multilaterales u organizaciones de la sociedad civil, pero que representan condiciones específicas de adquisición de medicamentos. Uno de los mecanismos que algunas regiones han implementado para enfrentar el poder económico de la industria farmacéutica es la contratación pública, vía que por un lado permite agregar demanda y por otra parte vincula mecanismos de transparencia y competitividad en los procesos de compra pública.

Hasta ahora, 10 países han registrado compras de 30 medicamentos y 7 vacunas, y se han cargado un total de 313 adquisiciones realizadas entre 2011 y 2015. En 2017 el Grupo Técnico de Acceso Universal a Medicamentos de UNASUR (GAUMU) enfocó esfuerzos en avanzar con una segunda fase de recolección y carga de medicamentos.

El desarrollo de este proyecto ha fomentado una interacción activa del área de tecnología e información de la Secretaría General de UNASUR con los miembros nacionales de GAUMU, así como a los responsables del sector público de compras y financiamiento de medicamentos en los Estados Parte de UNASUR. Como resultado de esta interacción, el BPMU se convierte en un facilitador estratégico del bloque, de hecho, esta consolidación permitió el diálogo con otros organismos regionales como MERCOSUR, ORAS / CONHU y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El BPMU es un logro regional sin precedentes para los países suramericanos, esta plataforma representa uno de los resultados más concretos en torno a la política regional de acceso universal a medicamentos.

En 2017 el ISAGS desarrolló un estudio sobre los procesos de compra pública de medicamentos describiendo la actual situación para los países suramericanos. Vale la pena destacar algunos de nuestros principales hallazgos:

  • La fijación de precios referenciales de medicamentos constituye una herramienta indispensable antes de iniciar un proceso de adquisición, esto se realiza a través de diferentes metodologías dependiendo de los países. Actualmente nueve países aplican este modelo.
  • Plataformas tecnológicas de información como herramienta de transparencia de los procesos de adquisición y compras de medicamentos.
  • La mayoría de países que conforman UNASUR, cuentan con un cuadro o lista nacional de medicamentos básicos, lo cual constituye un instrumento de política sanitaria que permite identificar los medicamentos considerados esenciales para atender a la población.

Si bien el BPMU representa un gran logro regional, se presentan hoy varios desafíos como el mantener activa la participación y el intercambio de información de precios de medicamentos entre los países de la región; por otra parte esta plataforma podría representar importantes avances regionales en relación con el buen gobierno, la promoción de mecanismos de rendición de cuentas y mayores herramientas de transparencia en cumplimiento de la Agenda 2030, es decir, sus aplicaciones podrían ampliarse para promover consultas desde diferentes niveles de la cadena de valor del medicamento en la Región, incluyendo a los propios ciudadanos suramericanos.

Otro proyecto Regional financiado por UNASUR es el “Mapeo de Capacidades Regionales de Producción de Medicamentos e Insumos en Salud y Mapeo de Políticas de Medicamentos”. El desarrollo de esta investigación regional, iniciada en 2018, pretende dar respuesta a la necesidad de actualizar información referida a las capacidades existentes en los países de la UNASUR para producir medicamentos, tanto del sector público como del privado. Este insumo sería clave para una eventual producción regional de medicamentos y el uso de flexibilidades de patentes, buscando solución a problemas comunes de desabastecimiento de medicamentos esenciales.

Finalmente, durante 2017 el ISAGS propició espacios de intercambio y abordaje de la situación de judicialización de medicamentos en la región, lo que permitió evidenciar que existen alertas relacionadas con aquellos casos de medicamentos no incluidos en los listados básicos nacionales, en su mayoría de origen biológico o biotecnológico e innovaciones de reciente introducción y de alta participación en gasto para nuestros Sistemas de Salud. Al respecto, deben invertirse mayores esfuerzos que fortalezcan las decisiones de pertinencia de incorporación y financiación de los medicamentos en los países suramericanos.

A través del reconocimiento soberano de necesidades regionales, las experiencias y desafíos descritos han propiciado resultados gracias a los procesos de integración construidos en UNASUR y a la suma de voluntades políticas de los países.

 

Angela Acosta

Especialista en Medicamentos y Tecnologías de la Salud

ISAGS-UNASUR

  angelaacosta@isags-unasur.org

Compartir