Asamblea Mundial de la Salud – Día 2

22/05/2018 - Luana Bermudez y Flávia Bueno - ISAGS

El segundo día de trabajo en la Asamblea Mundial de la Salud empezó temprano con la realización de reuniones regionales, como fue el caso de la de los estados miembros de la Región de las Américas (AMRO/GRUA). El GRUA se reunió para debatir los documentos que serían discutidos a lo largo del día, como el 13º Plan General de Trabajo 2019-2023 (PGT13) y la preparación para la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles, que se celebrará en septiembre de 2018.

La plenaria

En la plenaria expusieron sus ideas cinco países de UNASUR: Brasil, Chile, Perú, Uruguay y Venezuela.

El ministro de salud de Brasil, Gilberto Occhi, celebró los 70 años de la OMS y recordó que, en este mismo año, el Sistema Universal de Salud del país completa su 30º aniversario. Además, destacó el compromiso del país en fortalecer la cooperación internacional, principalmente la cooperación sur-sur, como estrategia de promoción del desarrollo sostenible. Sobre el tema de la universalidad de la atención fue enfático: “No existe salud universal sin la adopción de políticas enfocadas a la superación de desigualdades de género, étnico-raciales, económicas, regionales y sociales en el acceso a la salud”.

La delegada de Chile, Paula Daza Narbona, habló a nombre del presidente del país, Sebastián Piñera. En su discurso, habló de los avances de la salud del país, principalmente con la inclusión de un sistema de protección financiera para diagnósticos y tratamientos de alto costo. Además, destacó la a epidemia de Enfermedades Crónicas No-Transmisibles (ECNT), su capacidad de respuesta en cuanto a riesgos de desastres y su objetivo de reformar la atención. Para ella, “garantizar una vida sana, promover el bienestar solo puede ser resultado del trabajo conjunto de todos los actores de salud global” y reforzó el compromiso del país en trabajar de forma colaborativa para realizar este objetivo.

A su vez, la ministra de Perú, Silvia Pessah, indicó que se incrementó de manera importante el aseguramiento de la población, incluyendo la población más pobre y enfatizó que no es suficiente alcanzar la cobertura universal en salud, destacando la Atención Primaria de Salud (APS). “Nos proponemos promover el acceso universal y asequible a todas las personas sobre la base de equidad y solidaridad, priorizando las personas que se encuentren en situación de mayor desventaja”.

Jorge Basso, ministro de salud de Uruguay, reforzó la necesidad de pensar la salud de forma intersectorial y tener en cuenta que hay intereses comerciales en este tema de variados tipos. Reforzó que hace más de 10 años, su país realizó una amplia reforma del sector Salud, ampliando la cobertura para todos los ciudadanos. Además, llamó la atención para en problema de las ECNT, que fueron tratadas en la Conferencia sobre el tema realizada en el país por las Naciones Unidas, tema que será objeto de discusión en la próxima Asamblea General del organismo. También subrayó en su discurso que “hay prioridades en materia de salud que deben estar por encima de cualquier otro interés” y que “la primera prioridad debe ser disminuir la pobreza y la desigualdad social desarrollando políticas públicas con justicia social”.

La delegada de Venezuela destacó las políticas del país basadas en lograr la cobertura universal de salud por medio del acceso gratuito a servicios y medicamentos. Destacó el programa “Barrio adentro” y la lucha en contra enfermedades trasmisibles, muchas importadas de otros continentes. Así mismo denunció un bloqueo de multinacionales farmacéuticas que impacta negativamente sobre la salud de la población.

 

En el Comité A

Acceso a medicamentos y vacunas

El tema tratado en la mañana fue el acceso a medicamentos y vacunas. Los contenidos del documento discutido se presentan como insumos para definir la programación de la labor de la OMS en la materia para el periodo 2019-2023; esta hoja de ruta se presentará a consideración de la próxima AMS, en 2019, por conducto del Consejo Ejecutivo en su 144ª  reunión.

En ese sentido, la ministra de Ecuador, Verónica Espinosa, mencionó que el compromiso conjunto y el reconocimiento de los desafíos globales que el acceso efectivo a medicamentos esenciales plantea para los países es un avance representativo.

Asimismo, recordó la importancia de abordar temas prioritarios en los cuales existen avances y experiencias positivas en las diferentes regiones. De esa forma, solicitó la inclusión de la resolución de la región de las américas CD 55.R12 – El acceso y uso racional de los medicamentos y otras tecnologías sanitarias estratégicos y de alto costo – en la hoja de ruta a presentarse a posterior como producto de la aprobación de la resolución. El documento abarca temas relevantes y de interés de los estados miembros a nivel mundial, como:  las compras y negociaciones conjuntas; la preocupación por la judicialización de la salud; el uso racional y la sostenibilidad de los sistemas; los marcos éticos para la promoción de medicamentos a través de la industria farmacéutica, entre otros.

Para ella, “en el acceso a medicamentos debemos recordar que los intereses de la salud publica estarán siempre por encima de los intereses económicos y comerciales”.

La delegada de Colombia, Carolina Gómez Muñoz, recordó que muchas de las medidas propuestas han sido recomendadas por el Panel de Alto Nivel del Secretario General de Naciones Unidas sobre Acceso a Medicamentos, y considera que estas medidas pueden ser adoptadas por los países con el fin de mejorar el acceso a medicamentos y vacunas de calidad, seguros, eficaces y asequibles. “Reiteramos la necesidad de lograr la implementación amplia e integral de medidas que favorecen el acceso a medicamentos y vacunas como son las flexibilidades de los ADPIC, la competencia de biogenéricos y la transparencia de los cuestos de investigación, entre otros”, añadió.

Ya el representante de Chile, Francisco Adriazola, propuso que la hoja de ruta aborde mecanismos que promuevan la competencia y la transparencia de los mercados tornando disponibles a todos los países información relevante en materia de medicamentos, como aquellas relacionadas con sus precios, su calidad, su seguridad, la eficacia, entre otros.

 

Proyecto del Programa General de Trabajo 2019-2023

Sobre la propuesta del Director General para su Programa General de Trabajo (PGT13), los países felicitaron los enfoques y abordajes. Sin embargo, algunos miembros de la Asamblea han manifestado preocupación en relación al proceso de desarrollo y aprobación de las metas e indicadores, y destacaron la necesidad de una mayor participación formal de los estados miembros en dicho proceso.

En representación de Brasil, la diplomática Maria Luisa Escorel reiteró su apoyo al plan y reafirmó la voluntad de su país de trabajar para la realización de los objetivos establecidos en el documento. “La implementación del PGT13 dependerá de un fuerte apoyo de los miembros, lo que a su vez exige transparencia y diálogo continuos de la parte de la OMS”, dijo la delegada.

Además, resaltó la importancia de los siguientes temas en el Programa: el rol central del trabajo normativo de la OMS, el enfoque en un trabajo exhaustivo y elaborado sobre el acceso a los medicamentos, que podría beneficiarse de la hoja de ruta sobre el acceso a los medicamentos, una referencia clara a la cooperación sur-sur en el contexto de la investigación y la innovación, y metas y plazos concretos para la paridad entre los géneros y una mayor diversidad geográfica dentro de la secretaría.

A su vez, el Embajador de Bolivia, Fernando Rosales, destacó la importancia de que las alianzas estratégicas con otras entidades sean manejadas con precaución “para evitar el conflicto de intereses en particular con ciertas industrias”. Para ello, la correcta implementación del FENSA (Marco para la colaboración con actores no estatales) es importante, no obstante, también se espera una política clara y robusta contra el conflicto de intereses. Asimismo, reiteró que no es aceptable que la agenda de la OMS sea guiada por donantes y que es fundamental re-enfatizar el carácter público de la organización con un presupuesto regular no-condicionado robusto que refleje las prioridades de todos.

El embajador defendió, además, que el enfoque de acceso a medicamentos debe ser en base al principio de accesibilidad y que no se puede definir el precio de un medicamento con un supuesto “valor social”, ya que “un valor social podría ser entendido como ‘cuanto estas dispuesto a pagar para curarte’”, lo que no es admisible.

Evento paralelo sobre ECNT

Las delegaciones de Brasil, Colombia, Ecuador y Uruguay, en conjunto con otros países, realizaron una reunión paralela sobre la lucha contra las enfermedades no como contribución decisiva a la cobertura sanitaria universal.

El evento tuvo ponencias de expertos en el tema como la Dra. Sania Nishtar, Copresidente de la Comisión de Alto Nivel sobre Enfermedades No Transmisibles, el Dr. Adam Oliver, de la Escuela de Economía de Londres, el Dr. Ansgar Gabrielsen, Ministro de Salud y Servicios de Atención de Noruega.

Ellos destacaron que las enfermedades crónicas no transmisibles son la mayor causa de muertes en el mundo y que no hemos avanzado con la rapidez necesaria para detenerlas. Por eso, es necesario recoger buenas prácticas de los países y pensar en nuevas maneras de combatir estas enfermedades.

En la segunda parte de la reunión, los ministros de salud de Curazao, Ecuador y Uruguay, y la Secretaria Permanente de Salud de Finlandia compartieron las experiencias exitosas de sus países.

Para la ministra de Ecuador, Verónica Espinosa, debemos reflexionar sobre el pensamiento de que las ECNT son causadas por decisiones individuales. “La pregunta es si realmente estas son opciones, cual es la posibilidad de nuestros ciudadanos de decidir frente a estos hechos. […]Les decimos a las personas que tomen decisiones adecuadas sobre su salud y su vida, pero ¿qué herramientas estamos dando desde la formulación de políticas públicas para estas decisiones adecuadas?”

En este sentido, la ministra de destacó, entre otras, la política del etiquetado de alimentos  en su país para alimentos procesados en relación al contenido de azúcar, grasa y sal, que tiene como beneficio la posibilidad de dotar a la ciudadanía de una opción. Se mencionaron algunos resultados de la implementación de la política que tuvo un gran impacto en madres o niños: los niños saben que el alimento tiene algo que ver con su salud, escogen las alternativas más saludables cuando se les da la opción, las cantidades que consumen cuando saben que un alimento tiene altos contenidos de azúcar disminuyen. “Es una cuestión de dar oportunidades a que el empoderamiento y el rol de cada individuo propenda hacia una vida más sana.”

El ministro de Uruguay, Jorge Basso, destacó la larga trayectoria de Uruguay en los últimos 10 años para la aplicación del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, con advertencias sanitarias, la prohibición de publicidad, eliminación de términos engañosos para los fumadores, los espacios cerrados sin humo de tabaco “En Uruguay fallecen anualmente unas 6500 personas debido al tabaquismo y se estima en 750 millones de dólares los costos vinculados a la atención de estas patologías. El 1.5% del PBI está vinculado directamente al tratamiento de estas enfermedades. A los cuales hay que agregar los costos indirectos”.

Basso, además, recordó el caso con la Tabacalera Phillip Morris, donde el tribunal estableció la soberanía del Estado para implementar medidas para proteger la salud de su población, estableciendo así que los intereses comerciales no están por encima del derecho a la salud.

Por fin, el Director General de la OMS, Dr. Tedros Ghebreyesus, cerró el evento reiterando que podemos avanzar bastante si enfocamos en los factores de riesgo centrándose en la atención primaria de salud. Sin embargo, también destacó la necesidad de renovar los compromisos, “porque estamos perdiendo la batalla y también podemos perder la guerra si no actuamos, pero para hacer todo esto se necesita un compromiso político del más alto nivel posible”.

Colaboración Interinstitucional

Maureen van dijk (Directora de Salud – MS de Suriname), James Hospedales (Director Ejecutivo de la CARPHA), Carina Vance Mafla (Directora Ejecutiva del ISAGS), Carla Ávila (MSP Bolivia),  Sílvia Paz (MSP Bolivia) y Fernando Rosales (Embajador de Bolívia en Ginebra).

Aprovechando la ocasión de la Asamblea, el ISAGS y la CARPHA , la Agencia Caribeña de Salud Pública, firmaron hoy un convenio de colaboración interinstitucional. La idea es construir una agenda de trabajo común para evitar la duplicación de esfuerzos y potencializar acciones.

Por Luana Bermudez y Flávia Bueno

Compartir