Conferencia de Astana: autoridades de todo el mundo acuerdan un nuevo rumbo para la atención primaria de salud

29/10/2018

El mundo quiere fortalecer sus sistemas de atención primaria de salud (APS) como un paso esencial para lograr la cobertura universal de salud. Fue ese el camino que confluyó en la Declaración de Astana, 40 años después de la declaración sobre atención primaria de salud en Alma-Ata

La Declaración de Astana reafirma la histórica Declaración de Alma-Ata de 1978, la primera vez que los líderes mundiales se comprometieron con la atención primaria de salud. Esta vez fue organizada conjuntamente por la OMS, UNICEF y el Gobierno de Kazajistán. Entre los participantes hubo ministros de salud, finanzas, educación y bienestar social; trabajadores de la salud y defensores de pacientes; entre otros.

“Hoy, en lugar de salud para todos, tenemos salud para algunos”, afirmó el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Todos tenemos la solemne responsabilidad de garantizar que la declaración de hoy sobre atención primaria de salud permita a todas las personas, en todas partes, ejercer su derecho fundamental a la salud”, afirmó.

La conferencia contó con la activa participación de los países de la región suramericana incluyendo los ministros de Ecuador y Paraguay, el secretario de salud de Argentina, viceministros de Chile y Uruguay, entre otros. La Directora de Ejecutiva del ISAGS, Carina Vance, participó por invitación de la OPS/OMS al ser parte de la Comisión de Alto Nivel “Salud universal en el siglo XXI: 40 años de Alma-Ata” y del Grupo Asesor Internacional sobre Atención Primaria en Salud de OMS. Algunos de los temas que destacaron incluyeron un llamado a no confundir la APS con el primer nivel de atención, o con los servicios de salud “básicos” o “esenciales”. Asimismo, destacaron la importancia del rol y responsabilidad de los Estados, la necesidad de profundizar la participación social en salud y de incorporar el enfoque de género en el abordaje de la salud.

De acuerdo al comunicado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “si bien la Declaración de Alma-Ata de 1978 sentó las bases para la atención primaria de salud, el progreso en las últimas cuatro décadas ha sido desigual. Al menos la mitad de la población mundial carece de acceso a servicios de salud esenciales, incluida la atención de enfermedades no transmisibles y transmisibles, la salud materna e infantil, la salud mental y la salud sexual y reproductiva”.

Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF señaló que “aunque el mundo es hoy un lugar más saludable que nunca antes para los niños, casi 6 millones de niños mueren cada año antes de cumplir 5 años, principalmente por causas prevenibles, y más de 150 millones tienen retraso de crecimiento. Como comunidad global, podemos cambiar eso al acercar los servicios de salud de calidad a quienes los necesitan. De eso se trata la atención primaria de salud”.

La Declaración de Astana fue elaborada por más de mil autores y propone intervenciones integradas en atención primaria de la salud, con foco en sistemas de salud y familia, en vez de destinar enormes presupuestos de dinero a curar enfermedades individuales.

Acceda a la versión completa de la Declaración de Astana aquí.

Compartir