La contribución del sector salud frente al cambio climático en la región Suramericana

03/04/2019

Los países de la región Suramericana sufren una alta exposición a desastres ambientales por causas climáticas y geológicas, acentuadas por factores tales como la alta vulnerabilidad de sus poblaciones, la degradación ambiental, el cambio de uso y ocupación del territorio por la generalización de actividades económicas extractivas, los conflictos armados y las situaciones de violencia generalizada y la frecuente ausencia de sistemas eficaces de gestión de riesgos. El cambio climático ha acelerado la materialidad del riesgo a eventos peligrosos.

Para dar una adecuada respuesta a esta realidad, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), adoptada en 1992, planteó la necesidad de elaborar Planes Nacionales de Adaptación al Cambio Climático (PNAD), inicialmente diseñados como un instrumento de apoyo a los países menos adelantados en la identificación de acciones prioritarias de respuesta.

El sector de la salud es especialmente relevante en este contexto, por su papel capital en la protección de la vida y la salud de las personas, siendo prioritario el establecimiento de políticas de reducción de riesgos, que permitan garantizar el adecuado cumplimiento de sus funciones en caso de desastre.

Desafortunadamente, este sector ha participado de forma limitada en el desarrollo de dichos planes por la falta o insuficiencia de capital humano y financiero, lo cual a su vez ha limitado su acceso a fondos internacionales para la adaptación al cambio climático, creando un círculo vicioso que dificulta la implementación de acciones que mitiguen los efectos del Cambio Climático en la salud.

Desde la perspectiva de la salud pública suramericana se considera necesario desarrollar acciones dirigidas al enfrentamiento del problema, sea en nivel de adaptación o de mitigación de los  efectos del cambio climático. Consciente de esta necesidad, los Países Suramericanos incluyeron entre los objetivos del Tratado Constitutivo de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) el literal g) del artículo 3 que establece “la cooperación en la prevención de las catástrofes y en la lucha contra las causas y los efectos del cambio climático”.

En cumplimiento a su rol de apoyar a los países en el establecimiento de políticas de salud dirigidas a los problemas más relevantes de la región, el Instituto de Suramericano de Gobierno en Salud (Isags/Unasur) desarrolló una consolidación de las iniciativas gubernamentales del sector salud para adaptación y mitigación al cambio climático en la región Suramericana. Esta consolidación fue realizada por medio de búsqueda en las páginas de las instituciones nacionales e internacionales, donde se ha recogido una serie de planes, programas y proyectos que se encuentran operativos y representan las estrategias de adaptación y mitigación al cambio climático.

El análisis de la gobernanza en salud frente al cambio climático en Suramérica permite identificar el estado de avance y las limitaciones en el desarrollo de iniciativas gubernamentales. Se observa que hay un avance en el cumplimiento de los distintos acuerdos internacionales  asumidos por los países de la región en las instancias regionales (OPS, Unasur, Mercosur), por medio de la proactividad del sector en el desarrollo de los planes nacionales.

Entre las iniciativas gubernamentales se destacan los Planes Nacionales de Adaptación al Cambio Climático desarrollados por algunos países. Entre otras estrategias, se identifica que los países de la región han adoptado el Índice de Seguridad Hospitalaria, que permite evaluar y reducir riesgos asociados a la construcción y funcionamiento de los establecimientos de salud. De igual manera estrategias como los equipos médicos de emergencia, entre otras que se enfocan en la respuesta a los riesgos materializados.  Entretanto, pese a la teórica adopción de estrategias de adaptación, su implementación no está siendo acompañada de la necesaria inversión pública o no incluye acciones estratégicas medibles.

El reto de esta consolidación de estrategias de adaptación y mitigación es no solo apoyar la identificación de prioridades y del diseño de respuestas, sino también y sobre todo transmitir a tomadores de decisiones la necesidad de implementar y por consiguiente de dotar financieramente las indispensables políticas de adaptación al cambio climático en el sector de la salud sin olvidar incluir dentro de las mismas enfoques de género, interculturalidad, inclusión e intergeneracional.

Acceda a las iniciativas gubernamentales de adaptación y mitigación al cambio climático en los países de Suramérica y de instancias regionales. (link)

Compartir