Sistema de salud en Guyana

Versión no actualizada de: Sistemas de Salud en Suramérica: Desafíos para la universalidad, la integralidad y la equidad/Instituto Suramericano de Gobierno en Salud; Ligia Giovanella, Oscar Feo, Mariana Faria y Sebastián Tobar (Orgs). Rio de Janeiro, ISAGS, 2012.

La atención a la salud en Guyana se proporciona, principalmente, mediante un programa de salud nacional implementado por el Gobierno, a través del Ministerio de Salud, en colaboración con los Consejos Democráticos Regionales (RDC) de las diez regiones administrativas, una Autoridad Regional de Salud de la Región seis y agen-cias paraestatales, como la Georgetown Public Hospital Corporation (GPHC) y la Guyana Sugar Corporation (GUYSUCO). Los servicios de salud privados suministrados por hospitales, centros de diagnóstico y tratamiento, laboratorios y farmacias contribuyen con aproximadamente el 20% del conjunto total del paquete de servicios ofrecidos a los ciudadanos y se encuentran bajo la autoridad reguladora del Ministerio de Salud.

Actualmente, el Programa Nacional de Salud está orientado por la Estrategia Nacional del Sector de Salud (NHSS), que cubre el período entre 2008 y 2012. Esta Estrategia describe los principios, metas y objetivos básicos de la autoridad de salud y establece las prioridades y metas para los servicios. La Estrategia también identifica las áreas clave de colaboración y la composición público-privada necesaria para el suministro de una gama adecuada de servicios de salud esenciales.

El Ministerio de Salud trabaja junto a las partes interesadas para asegurar que toda la población tenga acceso a servicios de salud de buena calidad, suministrados lo más cerca posible de su residencia y prestados por un conjunto diverso de proveedores de servicios cualificados, que presten cuidados de salud adecuados y culturalmente aceptables, centrados en las personas. El Ministerio de Salud continúa desarrollando su capacidad central a través de la formación del personal, el uso innovador de tecnología y mediante el apoyo a la descentralización del conocimiento, de las habilidades y de los productos críticos necesarios para lograr una mejor salud para todos.

En este momento, el Misterio de Salud está preparando su nueva estrategia para el sector y finalizando el Plan Nacional de Salud para el período 2013-2020, que engloba los planes de combate a las enfermedades trasmisibles (incluyendo VIH/ SIDA, enfermedades sexualmente transmisibles, tuberculosis, malaria, enfermedades desatendidas y zoonosis, etc.); además de las enfermedades no trasmisibles, tales como cardiopatías, hipertensión, diabetes y factores de riesgo relacionados; salud materno-infantil y familiar; seguridad alimentaria y nutricional; discapacidades, incluyendo discapacidades físicas, problemas de visión y audición; salud dental y mental.

Con la reciente colaboración establecida entre los vecinos continentales de Guyana y los países que componen la Comunidad del Caribe (CARICOM), el MS aspira a avanzar en la agenda de salud local e internacional para mejorar la calidad de vida de la población de Guyana y ayudar a los pueblos de Suramérica y el Caribe. Con el establecimiento de la Unión de Naciones Suramericanas, de la cual Guyana forma parte, además de la creación del Instituto Suramericano de Gobierno en Salud (Isags), con sede en Brasil, Guyana se compromete a participar plenamente en todas las actividades de colaboración técnica y política y a trabajar para lograr el desarrollo sostenible y pacífico de los habitantes de la región.

 

Población

La población de Guyana, de acuerdo con el último censo de la población y ho-gares de 2002, es de 751.223 habitantes, lo cual representa un incremento de 27.550 personas (4%) con respecto al censo de 1991. La comparación de las pirámides de población de 1991 y 2002 (Gráfico 1) muestra claros cambios en la base, con un mayor incremento en el grupo etario de 5 a 9 años. También puede observarse un pequeño ensanchamiento en el ápice de la pirámide. Estos cambios indican que, a pesar de que la población de Guyana es aún relativamente joven, comienzan a observarse señales de avance del proceso de envejecimiento demográfico, lo que implica cambios para los sistemas de salud y educación, entre otros.

Gráfico 1 – Población por edad y sexo, Guyana 1991 y 2002

Fuente: Censo de la Población y el Hogar 2002.

 

En 2002, el grupo etario entre 0 y 4 años representaba el 8% de la población, lo que implicó un leve descenso en comparación con los datos de 1991, en los que la cifra era del 12,5%. El porcentaje de la población de menos de 15 años era del 36% y los mayores de 65 años constituían el 6% de la población. El grupo etario entre 15 y 49 años representaba el 58% de la población total. Utilizando una supo-sición de la variante media, la Oficina de Estadística pronosticó que la población de Guyana crecería hasta aproximadamente 785.000 en 2010 y que el grupo etario de menos de 15 años representaría aproximadamente el 27% de la población, lo que significa un declive del 9% desde 2002. De acuerdo con proyecciones de la Oficina de Estadísticas, se espera que el número de personas en los grupos etarios entre 15 y 59 años y de más de 60 crezcan a 64 y 9%, respectivamente.

Tabla 1 – Población total de Guyana, 1991-2010

La mayoría de la población de Guyana vive a lo largo de una angosta franja costera (aproximadamente el 10% del área total de Guyana), que es el centro agrí-cola, comercial e industrial del país, con una densidad de población de más de 115 personas por kilómetro cuadrado. La densidad de población total de Guyana es baja: menos de cuatro habitantes por kilómetro cuadrado. El 28,4% de la po-blación vive en áreas urbanas y el 71,6% habita en zonas rurales. En las Regiones costeras 2 (49.253), 3 (103.061), 4 (310.320), 5 (52.428) y 6 (123.695) se concentra el 85,1% de la población. El interior rural (Regiones 1, 7, 8 y 9) está poco poblado (9,4% de la población total) y posee una infraestructura sanitaria limitada, por lo que presenta desafíos de gran magnitud en lo que respecta al acceso a la atención médica y otros servicios esenciales.

La tasa de crecimiento regional es más alta en la Región 8 (5,2% al año), se-guida por las Regiones 1 y 9, con 2,4 y 2,2%, respectivamente. Las demás regiones presentan tasas más bajas. En términos porcentuales, la población creció 3,8% entre 1991 y 2002, invirtiendo el declive de -4,7% observado entre 1980 y 1991.

 

Grupos étnicos y religiosos

Guyana posee una población multirracial. Los tres mayores subgrupos pobla-cionales son los indoguyaneses o hindúes (43,5% en 2002), que se han mantenido predominantemente en áreas rurales, los afroguyaneses, de ascendencia africana (30,2%), que constituyen la mayoría de la población urbana, y la población mestiza (16,7%). Los amerindios (9,2%), que viven en el interior del país, incluyen diversos grupos, como los akawaios, los arahuacos, los caribes, los macushis y los wapisha-nas. Otros grupos minoritarios, que incluyen los habitantes de ascendencia china, portuguesa y otros constituyen menos el 1% de la población. Existen considerables diferencias étnicas entre las Regiones 1, 8 y 9, en las que predominan los amerindios; las Regiones 2, 3, 5 y 6, que son mayoritariamente habitadas por hindúes; la Región 10, cuya población es afroguyanesa, y las Regiones 4 y 7, habitadas mayoritariamente por grupos étnicos mezclados. Los tres grandes grupos religiosos son los cristianos (de diferentes denominaciones) (55,4%), los hindúes (28,4%) y los musulmanes (7,2%).

 

Fertilidad

La tasa bruta de natalidad ha presentado un declive gradual desde 26,5 naci-mientos/1.000 habitantes, en 1989, a 23,2, en 1999, y 18,3, en 2007. La tasa de fecundidad global en 2006 era de 2,8 hijos por mujer, mostrando un declive desde 3,1, en 1990. Vale la pena resaltar que la tasa de fecundidad global de 2006 en mujeres del medio rural y del interior (3,0 y 6,0 hijos por mujer respectivamente) fueron más altas que las de zonas urbanas (2,1). Datos de la Encuesta Nacional Demográfica y Sanitaria (GDHS) de 2009 indican que la tasa bruta de natalidad es actualmente de 23 nacimientos vivos por 1000 habitantes.

 

Mortalidad

La tasa bruta de mortalidad, que se había mantenido bastante estable entre 1992 (6,6 por 1.000 habitantes) y 1997 (7,0 por 1.000 habitantes), aumentó a 12,5 por 1.000 habitantes en 1999, antes de caer a 7,34 en 2007. La tasa de mortalidad infantil también creció desde 25,5 por 1.000 nacidos vivos, en 1997, a 37,0 por 1.000 nacidos vivos, en 2007. Las tasas de mortalidad materna han caído un poco, pero continúan siendo bastante más altas que las de otros países de la región. La tasa en 2000 fue de 133 muertes maternas por cien mil nacidos vivos y de 112 por cien mil nacidos vivos en 2007. La proporción de partos ejecutados por personal cualificado se ha mantenido estable en aproximadamente 96%. La expectativa de vida al nacer mejoró desde 64,1 años en 2002, a 66,7 años, en 2007 (63,7 para hombres y 69,3 para mujeres).

En la última década, el cambio más significativo en cuanto a la mortalidad es el que se refiere a la emergencia del VIH/SIDA, además del cáncer, entre las prin-cipales causas de muerte. En el año 2000, el VIH/SIDA era la segunda causa de muerte, pero desde entonces se retrajo hasta llegar al quinto lugar. Después de haber ocupado el octavo lugar como causa de muerte en 2000, el cáncer pasó a ocupar el tercer lugar en 2007. Otras causas importantes de mortalidad son las enfermedades crónicas no transmisibles, con la cardiopatía isquémica manteniéndose en primer lugar. Las infecciones respiratorias agudas son las únicas enfermedades trasmisibles que se sitúan entre las diez primeras causas (Cuadro 1).

Cuadro 1 – Diez primeras causas de mortalidad (proporción por 1.000 habitantes), Guyana, 2008 y 2000

Derechos Sociales y Salud

 

Marco constitucional y legal de la salud

Según el Capítulo 1:01, artículo 24, de la Constitución de la República Coope-rativa de Guyana de 1980, el acceso a la salud y la asistencia médica es un derecho fundamental de todos los guyaneses.

Artículo 24: “Todos los ciudadanos tienen derecho al acceso a la asistencia médica gratuita y a servicios sociales frente a vejez e incapacidad.”

Artículo 25: “Todos los ciudadanos tienen el deber de participar en acciones para mejorar el medio ambiente y proteger la salud de la nación”

La Ordenanza de Salud Pública data de 1934-1953 y aún está vigente. Esta Ordenanza constituyó el Comité Central de Salud y reglamentó la notificación de las enfermedades infecciosas, el bienestar materno-infantil, además de establecer disposiciones generales de salud con respecto a los alimentos y el agua, entre otros temas relacionados con la salud pública. Se han hecho grandes esfuerzos para aprobar una nueva ley que sustituya la Ordenanza de Sanidad Pública. La Ley de Protección y Promoción de la Salud se encuentra en etapa de desarrollo en el Mi-nisterio de Salud. Su objetivo es organizar y proporcionar programas y servicios de salud pública, prevenir la propagación de enfermedades y promover y proteger la salud de los habitantes de Guyana.

Otras leyes importantes más recientes incluyen la Ley del Ministerio de Salud de 2005 –que establece las funciones del Ministro, del Secretario Permanente y del Director Médico y define normas para subsidios y acuerdos financieros– y la Ley de las Autoridades Regionales de Salud de 2005, que establece las Regiones de Salud y las Autoridades Regionales de Salud, con sus competencias, deberes y responsabilidades.

 

Principios y valores

La Ley del Ministerio de Salud de 2005 establece los siguientes principios y valores:

  1. El Gobierno y cada uno de los ciudadanos son responsables por la protección y la promoción de la salud del pueblo de Guyana.
  1. El objetivo del sistema de salud y los servicios sociales de Guyana es contribuir con la mejora de la calidad de vida y, por lo tanto, ofrecer a los ciudadanos la oportunidad de vivir una vida productiva, libre de enfermedades y caracterizada por el bienestar físico, mental y social.
  1. Las necesidades de salud y los objetivos de los programas para responder a ellas deben partir de un análisis de la población, y los recursos del cuidado de la salud deben dirigirse hacia grupos de personas con necesidades específicas para lograr así los objetivos de los programas.
  1. Las prioridades nacionales deben enfatizar la promoción de la salud y los com-ponentes de atención primaria de los programas de salud, con la simultánea atención de sus contrapartes secundaria y terciaria.
  1. El Ministerio de Salud debe suministrar y supervisar, cuando sea necesario, la prestación de asistencia médica en todo el territorio nacional, además de concretar planes y políticas, supervisar la calidad y evaluar los resultados.

El Paquete de Servicios de Salud con Garantía Pública de Guyana 2008-2012 también plantea algunos de los principios a los que el Gobierno se comprometió, tales como:

 

Participación social

La participación de la sociedad en los asuntos de salud en Guyana está presente en diferentes niveles gubernamentales. A nivel central (nacional) existen comisiones para asuntos especiales, tales como el VIH/SIDA y las discapacidades, que incluyen, además de representantes del gobierno, representantes de organizaciones internacio-nales, organizaciones no gubernamentales, pacientes, la sociedad civil y entidades profesionales. A nivel regional existen Comités de Salud compuestos por miembros de la comunidad que discuten temas relacionados con la salud que afectan a sus regiones. Y podemos encontrar una tercera instancia de participación social en los Comités o Juntas Directivas de los Hospitales.

 

Estructura y Organización del Sistema de Salud

La Republica Cooperativa de Guyana es un país en vías de desarrollo situado en la costa noroeste de Suramérica. Limita al oeste con Venezuela, al sudoeste con Brasil, al este con Surinam y al norte con el Océano Atlántico. Su territorio nacional tiene una superficie aproximada de 215.000 kilómetros cuadrados. Es el único país de lengua inglesa de Suramérica. Guyana fue una Colonia Británica que se independizó en 1966 y se convirtió en una República en 1970. Debido a sus lazos con las Indias Occidentales Británicas, su lengua y sus instituciones legales y políticas, el país está estrechamente vinculado con los estados isleños del Caribe y es un miembro fundador de la Comunidad del Caribe (CARICOM). Recientemente, los esfuerzos para participar en la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) y otras agrupaciones de América Latina han dado lugar a la transformación de las relaciones bilaterales y multilaterales del país. Los principales socios comerciales continúan siendo norteamericanos y europeos, pero se han obtenido progresos significativos en la ampliación de las relaciones con los bloques de Asia Oriental y de Latinoamérica.

 

Modelo político-administrativo

Como nación democrática, Guyana elige cada cinco años a un Presidente, 65 miembros de la Asamblea Nacional y representantes de las diez regiones administra-tivas, como lo establece la constitución de Guyana de 1980. Las últimas elecciones generales y regionales tuvieron lugar en noviembre de 2011.

El Presidente constituye el brazo ejecutivo del Gobierno y cuenta con el apoyo de un Gabinete Nacional y de sus Ministros, que son responsables de diferentes áreas de gobernanza. La Asamblea Nacional actúa como brazo legislativo del Go-bierno mientras que el Poder Judicial independiente constituye el tercer brazo del Gobierno. El sector social está compuesto por los Ministerios de Salud, Educación, Servicios Sociales y Humanos, Trabajo y Asuntos Amerindios. Otros Ministerios importantes son: Asuntos Internos, Vivienda y Aguas, Comercio, Turismo, Finanzas, Relaciones Exteriores, Agricultura, Medioambiente y Recursos Naturales, Gobierno Local, Obras y Servicios Públicos y Comunicaciones.

Guyana está dividida en diez regiones. Cada región está administrada por un Consejo Democrático Regional (RDC), dirigido por un Presidente del Consejo. Las regiones están divididas en consejos de vecinos, conocidos como Consejos Democráticos del Vecindario (NDC).

Figura 1 – Regiones de Guyana

Estructura y Organización del Sistema de Salud

El poder de la Autoridad Sanitaria Nacional de Guyana es conferido por la Ley del Ministerio de Salud de 2005 y por el nombramiento del Gabinete Nacio-nal en el Ministerio de Salud, presidido por el Ministro de Salud. El Ministerio es administrado por un Secretario Permanente, mientras que el Director Médico es el Responsable Técnico del Ministerio. El Ministerio es responsable, en términos generales, de la salud de la población de Guyana y de todos los visitantes e invitados del Estado. Las principales funciones del Ministerio de Salud son regular el sistema de salud, supervisar las situaciones relacionadas con la salud, desarrollar estrategias, planes y programas orientados a subsanar todos los problemas relativos a la salud y prestar servicios de salud y médicos.

 

Prestación de servicios

El Ministerio de Salud presta servicios directamente mediante un Paquete de Servicios de Salud con Garantía Pública, en colaboración con los diez departamen-tos regionales de salud de los Consejos Democráticos Regionales Subnacionales, la Georgetown Public Hospital Corporation y las autoridades regionales de salud.

El Ministerio de Salud utilizó el siguiente criterio para la inclusión de los ser-vicios en el Paquete:

El sistema de salud de Guyana está altamente descentralizado y la responsabili-dad de financiar, dirigir y proveer servicios sanitarios recae sobre el Ministerio del Gobierno Local y Desarrollo Regional, quien actúa a nivel regional a través de los Consejos Democráticos Regionales y las Autoridades de Salud Regionales. Guyana está dividida en diez regiones de salud que proporcionan atención primaria, secun-daria y terciaria de la salud. Conjuntamente, estas regiones comprenden un total de 375 centros de salud (Tabla 2) distribuidos en cinco niveles asistenciales. Nivel

Figura 2 – Estructura organizativa del Ministerio de Salud de Guyana

Tabla 2 – Número y distribución de las instalaciones de salud públicas y privadas por Región, Guyana

Otras formas de organización de la oferta

El sector de salud privado de Guyana proporciona algunos servicios de salud primarios a través de la medicina privada y diversos profesionales de la salud. Diver-sos proveedores privados prestan servicios médicos en instituciones reglamentadas mediante el pago de una tarifa por parte del cliente. El Ministerio de Salud trabaja junto a estas instituciones para ofrecer un conjunto de servicios de salud que no están disponibles en el Paquete de Servicios de Salud con Garantía Pública, tales como cirugía cardíaca, diálisis, quimioterapia para el tratamiento del cáncer, imá-genes diagnósticas y trasplante de órganos. Además, el Ministerio de Salud gestiona servicios de mayor complejidad en el extranjero para pacientes que lo necesiten (por ejemplo cirugía de retina, neurocirugía y otros), cuando estos servicios no están disponibles en los sectores público o privado en el país.

Los componentes de atención primaria de la salud de los programas son, junto con la promoción, prioridades establecidas a nivel nacional por el Ministerio de Salud.

El Ministerio de Salud ha establecido contratos de servicio en cada una de las diez regiones y con algunas de las instalaciones hospitalarias más importantes de Guyana. El objetivo de estos contratos de servicio es asegurar que los proveedores proporcionen servicios de salud de calidad y oportunos al público en general y a los ciudadanos de sus regiones administrativas. Para lograr ese objetivo se definieron medidas de monitoreo y evaluación de rendimiento, además de informes periódi-cos de desempeño y evaluación y estudios y auditorías conjuntos. Los contratos de servicio cubren las áreas de servicios hospitalarios y clínicos, salud materno-infantil, nutrición, control de enfermedades y salud pública. Se enfatiza la calidad de todos los servicios técnicos, incluyendo laboratorio, farmacia, rayos-x y otros servicios de diagnóstico para pacientes externos, ingresados, de cirugía, trauma, procedimientos de diagnóstico, parto y postparto.

 

Universalidad, Integralidad y Equidad

Los servicios públicos de salud de Guyana se suministran a través de un sis-tema de derivación. Las rutas de derivación conducen desde los niveles más bajos del sistema a los más altos. Por ejemplo, el personal médico de atención primara deriva a los pacientes a instalaciones de atención secundaria –hospitales de distrito y regionales, en caso de que sea necesario. Aunque los niveles de atención están bien definidos, en la práctica no funciona de esta forma. A menudo los pacientes se saltan las instalaciones de cuidado primario y van directamente a los hospitales regionales y el hospital de referencia nacional. Al hacerlo, parecen demostrar que están dispuestos a viajar distancias más largas que las necesarias para acceder a lo que perciben como una atención de mejor calidad. Esto introduce consideraciones tanto de eficiencia como de equidad. Desde la perspectiva de la eficiencia, las consultas médicas en los hospitales tienden a presentar una demanda excesiva, mientras las instalaciones de atención primaria en las comunidades están subutilizadas. Este fenó-meno parece darse con más frecuencia en zonas urbanas más densamente pobladas, donde los costes de viaje adicionales son relativamente bajos. En la medida en que hay diferencias de calidad, la comparativa falta de opciones en las zonas más rurales plantea dudas sobre la equidad en cuanto al acceso y a la calidad de los servicios.

El sector privado se ha expandido rápidamente y las instituciones privadas proporcionan aproximadamente la mitad del total de los servicios de salud. La mayoría de estos servicios se suministran en las capitales y otros centros urbanos. Los servicios se ofrecen a través de una red de profesionales que prestan servicios médicos generales y especializados (médicos, dentistas, farmacéuticos, oftalmólo-gos, etc.), además de laboratorios privados, instalaciones de estudios diagnósticos, hospitales, farmacias e instalaciones de atención médica, como hospitales privados y hogares de ancianos, laboratorios clínicos e instalaciones de pruebas diagnosticas, principalmente situados en la capital, Georgetown. No existe una relación formal entre los diferentes actores del sector privado.

 

Brechas en la cobertura de servicios a la población

A pesar de la avanzada red de servicios de salud existente, la dificultad de acceso a la atención médica en las zonas periféricas y menos densamente pobladas hace que el suministro equitativo de servicios de salud e infraestructura sea un desafío importante, especialmente para una gran parte de la población indígena. Las autoridades del sector de la salud están enfrentando este problema mediante la redistribución de las instalaciones para cubrir mejor las zonas más remotas. Otros importantes desafíos en lo que se refiere al acceso a los servicios de salud incluyen el transporte y el horario de funcionamiento de algunos centros de atención, ade-más de los sistemas de comunicación (teléfono, radio, internet etc.). El problema del transporte se refiere al desafío de obtener un medio de transporte desde los hogares hasta los centros de atención primaria de la salud más cercanos. Además, el horario de funcionamiento es de 8 a 16 (más temprano en algunos laboratorios de diagnóstico), lo que puede significar un obstáculo para la población que trabaja. También existen algunas instalaciones de diagnóstico que no están disponibles para el público durante los fines de semana.

La demanda de servicios de salud depende de varios factores, particularmente de los ingresos y los niveles educativos, de las necesidades resultantes del perfil de-mográfico y epidemiológico y de características específicas de la oferta de atención. La mayor parte de la información disponible demuestra que la demanda por servi-cios tiende a crecer en relación con la renta y los niveles educativos, la proporción de la población mayor de 65 años y el exceso de oferta de servicios. Los tipos de servicios más requeridos también varían en función de los perfiles demográficos y epidemiológicos, además de las características locales y culturales.

Los principales factores que afectan la utilización de los servicios de salud son la distancia y tiempo de viaje hasta un centro de salud, la percepción de la calidad del servicio, el nivel educativo del paciente, el tipo y la gravedad de la enfermedad y los gastos de bolsillo para pagar por la atención médica. El precio del servicio de-sempeña un papel importante, pero no es el único determinante de la demanda de servicios de salud. Los largos tiempos de espera para atención médica y quirúrgica, además de otros servicios de salud, reflejan la alta demanda de servicios secundarios existente. Los servicios de nivel terciario también presentan una demanda elevada. El acceso a la mayoría de ellos se realiza de forma privada o en el extranjero y se cubre mediante gasto de bolsillo o a través de seguros privados (contributivos o no contributivos) provistos por algunos empleadores.

En este momento no se conocen encuestas o estudios realizados para estimar la demanda potencial de servicios de salud. Tampoco existen estudios sobre la fre-cuencia de uso de la atención primaria, secundaria ni terciaria a través de programas específicos, hospitales públicos, privados sin o con ánimo de lucro.

 

Financiamiento en Salud

 

Fuentes de financiamiento en salud

La mayor parte de los recursos para el financiamiento del sector salud proviene de la recolección de impuestos generales y de las contribuciones a la seguridad social. La financiación tributaria doméstica del sector salud ha crecido de forma constante como reflejo de tres factores principales: (1) un crecimiento económico sostenido, que viene mejorando la capacidad fiscal del país desde los años 1990; (2) la prioridad dada al sector salud en cuanto a presupuesto como parte de un plan para reducir los niveles de pobreza; (3) el incremento de los ingresos internos como resultado de políticas gubernamentales de reducción de la deuda negociadas entre instituciones financieras nacionales e internacionales y el gobierno de Guyana.

Por lo general, los recursos obtenidos por medio de impuestos financian la prestación de servicios de salud únicamente dentro del sector público y solo una pequeña parte del presupuesto nacional de salud se gasta en contribuciones a or-ganizaciones locales, incluyendo organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro. La recuperación de costos a través de tarifas pagadas por el usuario genera fondos insignificantes para el sector y solo representa una pequeña parte de los fondos generales. Además, los intentos de generar ingresos a través del cobro de tarifas a los usuarios plantean situaciones bastante complicadas desde el punto de vista de la equidad.

El financiamiento a través de donaciones externas, principalmente en forma de subvenciones, representa una importante fuente de financiamiento, especialmente para la renovación de la infraestructura y el desarrollo de la capacidad institucional dentro del sector. En la actualidad, Guyana continua recibiendo cooperación técnica significativa para el sector salud proveniente de donantes externos y el gobierno depende cada vez más de mecanismos como conversión de deuda en acciones para la salud, en el marco de la iniciativa de financiamiento para el sector dirigido a los países pobres altamente endeudados (HIPC). A largo plazo, Guyana no puede contar con la continuidad de dichos programas para impulsar los ingresos del sector de salud. La Tabla 3 muestra los recursos financieros recibidos por Guyana provenientes de cooperación internacional entre 1990 y 2003.

Tabla 3 – Recursos financieros para el sector salud provenientes de cooperación inter-nacional, Guyana, 1990-2003 (en millones de USD)

Gasto en salud

La Tabla 4 muestra el patrón de gastos gubernamentales recurrentes para el período 1992-2006. Durante este período, el gasto público en salud como porcentaje del producto bruto interno muestra un aumento significativo. El gasto público per cápita en salud pública también creció, mientras el gasto en salud pública como porcentaje del gasto total recurrente fluctuó entre 8,57%, en 2000, 10,42%, en 2004 y 9,99% en 2006.

Tabla 4 – Gastos en salud, Guyana, 1992-2006 (en dólares de Guyana, G$)

Tabla 5 – Gastos de salud por fuente (millones de dólares de Guyana, $GM, en precios actuales), Guyana, 2005-2009

La Tabla 5 muestra el gasto anual total estimado del sector para el período 2005-2007, con estimaciones realizadas sobre los gastos de bolsillo incurridos por los hogares y la asignación del gasto de capital a los diversos programas. Esto ilustra los fondos totales estimados del sector de la salud y pone en evidencia la cantidad de fondos externos sin precedentes movilizados durante el período del Plan Nacional de Salud (NHP) 2003-2007. Se estimó que este nivel de financiación continuaría en 2008-2009.

Se estima que entre 2007 y 2009 el gobierno asignó aproximadamente 7.061 millones de dólares de Guyana (USD 35 millones) al sector para financiar la atención primaria y los servicios hospitalarios, además de otros servicios y costos adminis-trativos de los ministerios y las regiones. El gasto de bolsillo de los consumidores en el sector privado significó $G2.189 (dólares de Guyana) adicionales. Guyana recibió también aproximadamente $G8.554 en ayuda externa para el sector de la salud, aunque la mayoría para gastos de capital eventuales en lugar de gastos anuales recurrentes (para salarios, remedios, etc.) y dedicados a enfermedades específicas, principalmente el VIH/SIDA.

El modelo de financiación para las diferentes actividades también muestra que la mayoría de los desembolsos del sector salud (aproximadamente 40% en 2007-2009) están relacionados con servicios primarios de salud, servicios hospitalarios y costos administrativos de los ministerios y las regiones. Esto sugiere que la tendencia es enfocarse principalmente en la atención primaria de la salud (prevención, trata-miento y gestión de enfermedades) y, en menor medida, a los servicios secundarios y terciarios (cuidado institucionalizado).

Aunque los servicios de salud personales dispusieron de $G7.061, se necesitan aún más recursos para prestar un servicio satisfactorio. Se estima que para propor-cionar el Paquete de Servicios con Garantía Pública y para alcanzar los objetivos de la Estrategia Nacional del Sector Salud (NHSS), el presupuesto tendría que apro-ximarse a $G19.968 millones (un incremento de 71%) para poder hacer frente al pago de los salarios de los trabajadores de la salud para retener a los profesionales cualificados con salarios adecuados y a la vez mejorar la eficacia del sistema. En el contexto de la competencia con otros intereses nacionales, es poco realista pensar que el gobierno vaya a asignar ese monto a la salud. Además, no se sabe durante cuánto tiempo se continuará recibiendo ayuda financiera externa. En consecuencia, la financiación del sector continúa siendo incierta y, por lo tanto, el gobierno pre-tende comenzar un proceso de consultoría a nivel nacional para estudiar opciones para el financiamiento de la salud en el futuro. Mientras el Ministerio de Salud está estudiando un nuevo abordaje al financiamiento de la salud que incluye el cobro de tarifas a los usuarios por ciertos servicios, cualquier plan de financiamiento futuro buscará evitar por todos los medios posibles que la población más pobre incurra en gastos y además tratará de proteger a todos de los costos catastróficos que implican las enfermedades graves.

Sector privado

 

El sector privado es financiado a través de una gama de recursos que incluyen pagos directos y de aseguradoras. Los servicios son suministrados por proveedores de servicios autónomos e instalaciones privadas a las que se les reembolsa según una tarifa por servicio prestado. Los gastos directos de los usuarios en el acto de la utilización constituyen la segunda mayor fuente de financiación del sector salud de Guyana. Algunos empresarios proporcionan cobertura médica a sus empleados a través del suministro directo de servicios médicos o mediante esquemas médicos no contributivos. Los grupos que no están incluidos, como los desempleados o los trabajadores del sector informal, simplemente no pueden pagar un seguro médico. Mientras los servicios de salud privados se expandieron rápidamente y son respon-sables por aproximadamente la mitad de todos los servicios asistenciales, los seguros individuales privados y de grupos representan una parte insignificante de los recursos de salud y seguramente continuarán siendo una fuente de financiamiento menor dada la escasez general de ingresos disponibles.

No existe información general confiable disponible sobre la distribución del gasto de salud del sector privado y además hay una importante falta de datos sis-temáticos sobre los gastos de salud, especialmente del sector privado. Se realizan estudios con poca frecuencia y las fuentes secundarias de este tipo de información no son fácilmente accesibles.

 

Plan Nacional de Seguridad Social (NIS)

La única excepción al modelo de financiamiento y suministro públicos son los pagos realizados por el Plan Nacional de Seguridad Social (National Insurance Scheme – NIS), que consisten en reembolsar a los pacientes por gastos relacionados con la salud en establecimientos privados. El Plan Nacional de Seguridad Social contribuye poco al financiamiento del sector salud y, a corto plazo, el financia-miento no puede incrementarse sin poner en situación de riesgo a los fondos de pensiones.

Se cobra una contribución proporcional al salario a los empleados del sector formal para financiar el Plan Nacional de Seguridad Social (NIS). El componente de salud del paquete de beneficios del NIS es mínimo. En 2006, de la tasa de contribución de 13,0%, 2,2% se adjudicó a la rama de beneficios a corto plazo y 1,5% a la rama de beneficios industriales. La mayor parte de la tasa de contribuci-ón (9,3%) se destinó a las pensiones. Un breve análisis de los datos de ingresos y gastos de los últimos cinco años muestra que en el año 2003, la contribución total recaudada de la población empleada y autónoma ascendió a aproximadamente G$5,7 mil millones. En 2006, esta cifra aumentó a G$7,4 mil millones y se estima que llegará a G$7,8 mil millones en 2007. El incremento desde 2003 a 2006 fue de aproximadamente 30% y para 2007 se calcula aproximadamente el 37%. A la luz de estos datos, resulta bastante evidente que la tasa de crecimiento de gastos en beneficios está sobrepasando a los ingresos.

 

Macrogestión

 

Rectoría

El Ministerio de Salud lanzó en 2008 la Estrategia Nacional del Sector Salud 2008-12 (NHSS 2008-12), que es el plan director del Ministerio de Salud y forma parte del proceso continuo de Reforma del Sector Salud, que comenzó en Guyana en 1995. Entre los elementos de la reforma, es muy importante el cambio del rol del Ministerio de Salud que, de ser un implementador, pasó a ser un órgano regulador que asegura la evaluación y el monitoreo efectivos de todos los programas.

El objetivo de la Estrategia Nacional del Sector Salud 2008-12 (NHSS) es poner en práctica el plan del gobierno de ofrecer acceso equitativo y fácil a los servicios de salud. Los objetivos del NHSS incluyen la descentralización de los proveedores de servicios, la cualificación del personal del sistema de salud público, el fortalecimiento de la capacidad del gobierno de liderar y regular el sector y el fortalecimiento de los sistemas de gestión de rendimiento y financiación y de la información estratégica.

El Gobierno de Guyana continúa comprometido con la descentralización del sector salud. La responsabilidad por los servicios de salud está siendo delegada a las Autoridades de Salud Regionales y a la Georgetown Public Hospital Corporation (GPHC). Estas son las autoridades legales establecidas bajo la Ley de Autoridad de Salud Regional (RHA) 2005 (y la Ley Corporativa Pública, en el caso de la GPHC). Además de las Autoridades de Salud Regionales y la GPHC, los servicios también se subcontratan a proveedores privados y voluntarios. Estos operarán sujetos a un contrato con el Ministerio de Salud y dichos contrato especificará el nivel y la calidad de los servicios que deben suministrar por los fondos que reciben. Su financiamiento dependerá de una combinación de factores, como la población regional a la que prestan servicios y otros servicios que suministren a otras regiones o a nivel nacional.

 

Modelos de gestión de servicios y redes

Las Autoridades de Salud Regionales y la Georgetown Public Hospital Corporation (GPHC) instaurarán sistemas de gestión de rendimientos y desempeño cuyos obje-tivos de planificación generarán planes de trabajo, para los directivos y el personal, que definen los roles y responsabilidades en toda la organización y crean las bases para las metas que deben alcanzar los empleados, los incentivos por desempeño y el desarrollo personal.

Las Autoridades de Salud Regionales reclutarán a su propio personal mediante una combinación de contratación directa y transferencia desde el servicio público tradicional. Asumirán el control administrativo total sobre el personal y los recursos con los que deben hacer frente a sus obligaciones contractuales, evitando retrasos en los servicios públicos. Tendrán a su cargo la gestión de la mejora de servicios de atención primaria regionales, los servicios hospitalarios regionales, el sistema de logística, el monitoreo clínico y diagnóstico.

El Ministerio de Salud, con toda su estructura y capacidad, pasará a asumir el rol de diseñador de políticas, regulador y gestor del desempeño del sector. Este cam-bio de rol viene ocurriendo desde el año 2008, pero el proceso todavía no finalizó.

 

Vigilancia en Salud

El Sistema Nacional de Vigilancia (NSS) se estableció en 1934, a partir de la Ordenanza de Salud Pública de la Guyana Británica, y se revisó en los años 1970 y 80 para vigilar e informar sobre nuevas amenazas, como el déficit de atención e hiperactividad y las enfermedades de transmisión sexual. También se establecieron sistemas de vigilancia paralelos para la malaria, la tuberculosis, la lepra, el VIH/ SIDA, la zoonosis y el déficit de atención. En 2005 se estableció un sistema especí-fico mixto de vigilancia sindrómica y de enfermedades y en 2006 también estaban en marcha un informe sindrómico semanal y un informe cada cuatro semanas de enfermedades transmisibles y de enfermedades crónicas no transmisibles.

 

Vigilancia epidemiológica

El Sistema Nacional de Vigilancia viene mejorando desde las últimas décadas con la creación de sistemas específicos y la inclusión de temas y procedimientos. El sistema de notificación de enfermedades infecciosas, el laboratorio de vigilancia y el registro de cáncer significaron importantes avances, además de la inclusión de control de puertos, la zoonosis y vigilancia de plantas (desarrollada por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Agricultura) y de la vigilancia medioambiental, como asuntos dentro del área de influencia del Sistema de Vigilancia Nacional.

Pueden observarse otros avances en el desarrollo de las bases de datos nacio-nales, como por ejemplo informes de vigilancia sindrómica semanales, informe de enfermedades transmisibles cada cuatro semanas, informe de enfermedades no transmisibles cada cuatro semanas; notificación de casos individuales de malaria (base de datos nacional), tuberculosis (registro nacional de tuberculosis), VIH/ SIDA (base de datos nacional de seropositivos), trasmisión de madre a hijo (base de datos de cuidados prenatales), lepra (registro nacional de enfermedad de hansen), leptospirosis (base de datos laboratorial), enfermedades sexualmente transmisibles (base de datos nacional de enfermedades sexualmente transmisibles) y el sistema de notificación de nacimientos y defunciones. Además, se han realizado esfuerzos significativos para estudiar la viabilidad y para desarrollar un sistema de información sanitaria de Guyana.

Además de los sistemas de recolección de información de rutina y programáticos, también se aprovechó la capacidad de investigación y relevamiento del Ministerio de Salud para varias encuestas nacionales, como la Encuesta de Salud Demográfica (2009), la Encuesta Global de Salud en las Escuelas y diversos estudios especiales, como el Estudio del Comportamiento Biológico, la Encuesta Global sobre el Ta-baquismo en la Juventud, etc.

 

Vigilancia sanitaria

El Sistema de Vigilancia Nacional es descentralizado y sus informes internos cubren los niveles locales y regionales, además de programas verticales nacionales. Se han logrado avances en la descentralización de los sistemas de vigilancia a nivel regional y de las instalaciones. En la actualidad, algunas regiones no solo tienen la capacidad de recoger información, sino también de almacenarla en bases de datos, mejorando así la disponibilidad de datos regionales para orientar el desarrollo y la planificación.

Esto también incluye informes externos sobre eventos que generan preocupación internacional, enfermedades emergentes y reemergentes (informes a la Organiza-ción Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud y el Reglamento Sanitario Internacional) e informes regionales más específicos, especialmente para la Comunidad del Caribe (Caricom), pero también para países fronterizos como Brasil, Surinam y Venezuela.

El Plan de Vigilancia de 2011 estableció una serie de objetivos para el Sistema de Vigilancia Nacional. La mayoría de ellos pretende fortalecer los sistemas regio-nales, los protocolos y el análisis de datos, pero también buscan avanzar en otros campos de la vigilancia a través del establecimiento de una base de datos de causas externas/violencia a nivel regional.

El Departamento de Normas y Servicios Técnicos del Ministerio de Salud es responsable por el desarrollo de las normas, junto con la Oficina de Pesos y Medi-das y el Consejo de Farmacia y Toxicología. Existen algunas normas para regular la calidad de los servicios de salud, pero deben someterse a una revisión completa. En la actualidad, existen directrices de tratamiento de VIH/SIDA, tuberculosis, malaria, diabetes, hipertensión y la gestión integrada de enfermedades infantiles.

El Ministerio de Salud está modernizando el marco legal para mejorar los es-tándares de calidad de las instituciones públicas y privadas. El licenciamiento y la acreditación continuarán siendo responsabilidad del Ministerio de Salud y se con-sideran herramientas importantes para el cumplimiento de estos estándares. La Ley de Licenciamiento de Instalaciones de Salud aprobada por el Parlamento estableció las normas mínimas para las instalaciones de salud (tanto públicas como privadas) en lo que se refiere a recursos humanos, físicos y tecnológicos. El licenciamiento y la certificación de los profesionales e instalaciones de salud aseguran la prestación de servicios de salud de calidad. El marco nacional de calidad para asegurar la calidad de la atención médica es parte integral del NHSS 2008–2012 y se basa en el principio de gobernanza clínica. Todos los proveedores de salud deberán estar registrados de acuerdo con el Sistema de Acreditación de Servicios de Salud para garantizar la calidad y la estandarización de los servicios ofrecidos.

Otros desafíos del Sistema de Vigilancia Nacional en Salud de Guyana son el establecimiento de un laboratorio de salud pública, además de construir una red de laboratorios nacionales; invertir en la capacitación de los trabajadores de salud a nivel primario para que realicen actividades de vigilancia de rutina; invertir en tecnología (sistemas de información geográfica y mapeo, conexión a internet, red de comuni-cación, herramientas analíticas); implementación de las capacidades centrales del Reglamento Internacional de Salud (informes, investigación, verificación, solicitación de confirmación); además del fortalecimiento de áreas de vigilancia específicas, como los puertos, alimentos y bebidas, heridas y violencia y medio ambiente.

 

Fuerza de Trabajo en Salud

 

Brecha entre necesidades del sistema y la oferta de personal

Los recursos humanos constituyen un factor crítico por al menos tres motivos: primero y primordialmente porque el trabajo desarrollado en el sector es realizado por y para personas; segundo, por su alto nivel formativo y tercero, porque son responsables por más del 50% del gasto en salud y constituyen entre el 3 y el 8% de la población económicamente activa” (OPS, 2001).

Sin embargo, en muchos países el tema de los recursos humanos ha sido bas-tante ignorado en las reformas del sector salud.

En la actualidad, el personal del sistema de salud incluye 245 médicos, 1.444 trabajadores que prestan servicios de enfermería, 77 funcionarios de Medex, 400 trabajadores relacionados con la comunidad (incluyendo trabajadores de la salud y que desarrollan tareas relacionadas con el medio ambiente), 91 farmacéuticos y asistentes de farmacia y 34 dentistas. Estas cifras reflejan una escasez de varias ca-tegorías de personal, que reviste mayor gravedad en áreas remotas. La carencia de un sistema de remuneración adecuado para los trabajadores del sector que trabajan en zonas del interior es el principal motivo que explica la incapacidad de atraer personal a esas áreas. Las condiciones en el interior son difíciles, las infraestructuras e instalaciones educativas para las familias son inadecuadas y el costo de vida es, en términos generales, más alto que en Georgetown y otras zonas costeras.

La escasez de médicos no es esencialmente en términos numéricos. El principal problema es la mala distribución geográfica, ya que la mayoría de los médicos pre-fiere trabajar en la capital y sus alrededores. Según el informe anual del Ministerio de Salud de 2008, casi 70% de los médicos están en Georgetown, donde vive una cuarta parte de la población. Sin embargo, hay una clara escasez de médicos espe-cialistas. La escasez de enfermeros se refleja tanto en números absolutos, como en la falta de especialistas, como enfermeros anestesistas, psiquiátricos y pediátricos. La escasez en especialidades como tecnólogos médicos, farmacéuticos, fisioterapeutas y técnicos en radiología es muy crítica (OPS/OMS, 1999).

Tabla 6 – Disponibilidad de personal de salud, Guyana, 2010

 

Mientras la proporción de médicos y enfermeros con respecto a la población viene presentando ciertas mejoras en los últimos años, en las regiones más remotas continúa siendo baja. La proporción de especialistas con relación a médicos gene-ralistas en los hospitales de referencia nacional es de 2,1:1. Entre 1994 y 1999, los médicos generalistas recibieron salarios más elevados que los especialistas del sector de salud pública. Desde que el Hospital Público de Georgetown se convirtió en una corporación, parece haberse producido un retroceso en esa tendencia. Desde el año 2000, los especialistas vienen recibiendo salarios más altos que los médicos generalistas. No existe una medición periódica de la productividad del personal de salud en las principales instituciones públicas.

Tabla 7 – Recursos humanos en el sector sanitario, Guyana, 1990-2009

Migración de la fuerza de trabajo en salud

La falta de disponibilidad de personal cualificado es una de las principales debilidades del sistema público de salud. Existe una gran dependencia de personal extranjero en ciertas especialidades. Por ejemplo, más de 90% de los médicos espe-cialistas del sector público son extranjeros. En el sector público de salud, las tasas de vacancia de personal se ubican entre el 25 y el 50% en la mayoría de las cate-gorías. En las zonas rurales y en algunas especialidades, como farmacia, tecnología de laboratorio, radiología y salud ambiental, las tasas de vacancia alcanzan niveles incluso más altos (OPS/OMS, 1999).

No existe una base de datos operativa en las dependencias centrales del Mi-nisterio ni en los niveles regionales que refleje la tasa de deserción del personal de salud por motivos de emigración u otras razones. Estos datos no se compilan de forma rutinaria y, por lo tanto, no están disponibles en informes para planificación y toma de decisiones. Sin embargo, no hay duda de que el alto nivel de emigración de Guyana está impactando negativamente en la cantidad y calidad del personal disponible en el sector salud. Los factores que contribuyen a la emigración son la falta de una remuneración atractiva y las condiciones laborales. El libre movimiento de profesionales cualificados en la Comunidad del Caribe (Caricom) podría resultar, incluso, en más emigración.

Los principales factores que contribuyen a la incapacidad del sector salud de atraer trabajadores y retenerlos en el sistema público de salud son: bajos incentivos (salarios y beneficios laborales), condiciones laborales poco atractivas, falta de siste-mas de desarrollo de carrera, oportunidades limitadas de capacitación, falta general de personal docente bien formado y materiales relacionados con la enseñanza y la ausencia de un plan integral de desarrollo y gestión de recursos humanos.

 

Gestión de la fuerza de trabajo en salud

Como parte del sector público, el Ministerio de Salud emplea a trabajadores de la salud y profesionales del área bajo las mismas condiciones laborales que el resto de los empleados públicos. Los trabajadores de la salud del Ministerio de Salud y de los Departamentos Regionales de Salud se contratan a tiempo completo en planta permanente y reciben salarios basados en las escalas salariales generales para todos los empleados públicos. Esta escala comprende desde la categoría GS 1, para contratos por obras, hasta la categoría GS 14, para técnicos superiores, secretarios permanentes y funcionarios ejecutivos regionales.

Además, el servicio público también puede contratar trabajadores de la salud como empleados contratados con condiciones de empleo similares. Las condiciones del servicio público contemplan una semana laboral de cinco días, con ocho horas de trabajo diarias, y vacaciones de entre 21 y 42 días, incluyendo feriados y fines de semana, además de un salario mensual extra al año en concepto de bonificación por vacaciones. Algunas categorías de trabajadores tienen derecho a adicionales para viajes, vivienda, teléfono y otros servicios esenciales necesarios para ejecutar las funciones de su puesto de trabajo.

La Georgetown Public Hospital Corporation, la Guyana Sugar Corporation y las Autoridades Regionales de Salud ofrecen condiciones contractuales similares a las del servicio público, pero contemplan la retención de personal clave considerado crítico mediante la concesión de salarios y beneficios especiales.

Varios proyectos de colaboración en el área de salud financiados por socios donantes y agencias de desarrollo han establecido acuerdos contractuales diferentes a los del servicio público. Estos acuerdos permiten que trabajadores de la salud estratégicos puedan negociar sus salarios y condiciones laborales. Estos puestos los gestiona la Unidad de Desarrollo del Sector de Salud (del Ministerio de Salud) en colaboración con las unidades de ejecución del proyecto, como lo establece el socio donante.

 

Regulación de la formación y de las profesiones en salud

Se han implementado diversas estrategias para solventar la falta de personal de salud, como el reclutamiento de nuevos trabajadores. Mientras que esto maximiza la cobertura, también conlleva desafíos relacionados con el control de calidad. El Ministerio de Salud está trabajando en colaboración con la Universidad de Guyana para mejorar los programas de formación existentes relacionados con la medicina, la salud dental, la farmacia, la enfermería y la tecnología médica, y está ayudando a la universidad a introducir nuevos programas, incluyendo medicina de rehabilitación y optometría. El Departamento de Ciencias de la Salud del Ministerio de Salud se está integrando con la Georgetown Public Hospital Corporation (GPHC) y se han implementado programas ampliados para trabajadores de salud de la comunidad, Medex, Dentex, técnicos radiólogos y de diversas especialidades (multifuncionales, de laboratorio, quirófano y refraccionistas), además de asistentes de atención al paciente. La GPHC expandirá sus programas de posgrado para enfermeros en anestesia, salud mental y pediatría. También se incluirá un nuevo programa para capacitar a profesionales de la salud mental y técnicos de emergencias médicas para ambulancias.

Se necesita desarrollar capacidades en todos los aspectos de la gestión de recur-sos humanos en las Autoridades Regionales de Salud, la GPHC, los proveedores privados y en el propio Ministerio de Salud. El Ministerio de Salud va a reestructurar sus recursos humanos de acuerdo con la Estrategia Nacional del Sector de Salud. El Paquete de Servicios de Salud con Garantía Pública establece requisitos mínimos de personal. Esto no podrá lograrse hasta que no se implemente el Plan de Recursos Humanos, que se utilizará para determinar las necesidades de recursos humanos del sector. Se ha establecido una Unidad de Recursos Humanos en el Ministerio de Salud para que asuma la planificación y el desarrollo del personal, además de suministrar consejos para desarrollo de políticas y toma de decisiones. La Unidad de Recursos Humanos coordinará también el desarrollo de las funciones de perso-nal actuales, la Unidad de Capacitación y la agenda de cambio organizacional de las Autoridades Regionales de Salud, incluyendo aspectos de relaciones sectoriales críticas. El Ministerio de Salud también apoya el desarrollo de capacidades entre el personal de las Autoridades Regionales de Salud y de la GPHC y trabajará junto con el Ministerio de Educación e instituciones de formación para mejorar los pro-gramas existentes e introducir nuevos programas para aliviar la escasez de personal en áreas clínicas críticas.

La retención de personal cualificado mejorará con una remuneración lo más alta posible, bajo el régimen de empleo de las Autoridades Regionales de Salud (RHA), a cambio de una mejora de la productividad. El objetivo es igualar los salarios del sector privado, pero sin superarlos. La mayor descentralización hacia las RHA, el establecimiento de la GPHC y la disponibilidad de más recursos de financiación externa para el VIH/SIDA introducen nuevos desafíos para el personal que tra-baja sujeto a diferentes contratos, términos, condiciones laborales y estructuras jerárquicas. Una mayor autonomía para los proveedores genera la necesidad de cambios significativos en la cultura y el comportamiento en los lugares de trabajo, y estos cambios deben desarrollarse como una condición previa a la obtención de beneficios reales. No existen estrategias formales ni se han adoptado instrumentos para enfrentar formalmente temas de gestión de conflicto en el sector de salud. Sin embargo, los conflictos se resuelven a través de debates, procedimientos esta-blecidos en el sector público y enfoques conciliadores para lograr la resolución y el consenso. La gestión participativa continúa siendo un medio para facilitar la implementación satisfactoria de actividades de programa hacia la consecución de los objetivos identificados.

 

Acción sobre los Determinantes Sociales de la Salud

El último informe sobre los progresos de Guyana para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se publicó en 2007. Se está preparando un nuevo informe, que se publicará en 2012. A pesar de los enormes desafíos planteados por los ODM, el gobierno de Guyana continua esforzándose para alcanzarlos a través de la implementación de reformas y medidas que mantengan el marco macroeconómico de estabilidad, fortalezcan sus sistemas institucionales y regulatorios y mejoren la gobernanza. La consecución de los ODM en Guyana se apoya en su Estrategia de Reducción de la Pobreza.

El documento Estrategia de Reducción de la Pobreza de Guyana, producido en 2001, describe una estrategia integral para encaminar a Guyana hacia el logro de los ODM. El Plan Estratégico de Reducción de la Pobreza (PRSP) fue aprobado por el consejo conjunto del Fondo Monetario Internacional y la Asociación In-ternacional de Desarrollo. El Plan Estratégico de Reducción de la Pobreza analiza extensamente la gobernanza, las reformas regulatorias y económicas, además de las políticas y programas del sector social, incluyendo la educación, el sector de la salud, las redes de seguridad social y temas relacionados con la vivienda y el agua. Recomienda invertir en capital humano, construir infraestructura para apoyar el crecimiento, emprender reformas institucionales, regulatorias y administrativas para apoyar el crecimiento y la reducción de la pobreza.

La implementación del Plan Estratégico de Reducción de la Pobreza (para ayudar a alcanzar los ODM) ya ha contribuido a impulsar el desarrollo de Guyana. Desde 1997 el gobierno ha incrementado paulatinamente el gasto en el sector social (desde 15,2% del PIB, en 1997, a 22% del PIB, en 2005) y ha orientado los beneficios del alivio de la deuda hacia las áreas clave de educación, salud, agua, saneamiento y vivienda. El incremento en las asignaciones facilitó la expansión de la educación y de las instalaciones de salud, además de aumentar las cantidades de materiales educativos y medicamentos esenciales. La población de Guyana está disfrutando de un acceso a los servicios sociales visiblemente mejorado.

Sin embargo, los desafíos que Guyana enfrenta para tratar de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) son significativos. A nivel macro, el crecimiento económico se estancó en los últimos cinco años. Por ser una pequeña economía en vías de desarrollo, Guyana enfrenta grandes desafíos, tanto en el contexto externo como interno. En los últimos diez años, la exportación de com-modities fue responsable por aproximadamente el 27% del PIB de Guyana (77% de las exportaciones totales), lo que expone a la economía a las fluctuaciones de los precios de las commodities, además de los efectos de los complicados acuerdos preferenciales para las principales exportaciones. En 2006 se lanzó una nueva estra-tegia de competitividad para promover el desarrollo empresarial. Dichas iniciativas se están desarrollando dentro de ambientes de apoyo que en el informe de ODM se califican como “débiles para mejorar” y hasta “fuertes”. Los desastres naturales presentan una amenaza continua a las vidas de los ciudadanos de Guyana, como lo demostraron las inundaciones de 2005/06. El clima político y civil a menudo ha causado inestabilidad e incertidumbre, lo que desestimula las inversiones de capital. Recientes picos de criminalidad e inseguridad también han contribuido a la emigración de personas con habilidades profesionales y empresariales críticas.

La reducción de la pobreza en Guyana muestra una relación directa con el cre-cimiento. Las tasas de crecimiento positivo de finales de los años 90 contribuyeron a la reducción substancial de la pobreza entre 1992 y 1999. Por otro lado, las tasas de crecimiento medio del 0,2% durante el periodo comprendido entre 2000 y 2005 se correspondieron con una modesta reducción de la pobreza en dicho período.

El patrón de crecimiento histórico de Guyana demuestra que lograr y sostener tasas de crecimiento del 4,3% o más del PIB no será fácil y que además requerirá estrategias dirigidas y basadas en datos que enfaticen la facilitación de inversiones y la creación de empleo. Además, la naturaleza polifacética de la pobreza implica que las intervenciones de reducción de la pobreza deben abordar no solo las inversiones económicas, sino también las inversiones sociales y las destinadas a las institucio-nes políticas y cívicas que permitan que se escuche la voz de los pobres, ya que eso contribuye a mantener la paz y estabilidad necesarias para que todas las inversiones produzcan el máximo retorno.

Es importante destacar que las fuentes de crecimiento y generación de ingresos combinadas con una distribución equitativa de los ingresos ocuparán un rol signi-ficativo para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Mileno en lo que respecta a la erradicación de la pobreza.

 

Insumos Estratégicos para la Salud

 

Estrategias para el acceso a vacunas medicamentos esenciales y de alto costo

En el sector público, los medicamentos e insumos médicos se compran a través de varias fuentes, incluyendo el Centro de Compras y Embalaje de Unicef (Unipac), una unidad de Unicef que suministra medicamentos e insumos médicos a los gobiernos a precios muy competitivos. La Guyana Pharmaceutical Corporation produce algunos medicamentos e insumos médicos para el mercado local. La Uni-dad de Gestión de Materiales del Ministerio de Salud regula el proceso de compra y distribución de los medicamentos esenciales para el país.

El Departamento de Análisis del Gobierno certifica los fármacos que entran en el país, tanto para uso en el sector público como en el privado, y el Ministerio de Salud utiliza el Laboratorio Regional de Pruebas del Caribe (establecido para permitir que los estados miembros de CARICOM se beneficien de costos más reducidos) para analizar los insumos que compra. Aun cuando la Política de Medicamentos Nacional no ha sido completamente implementada, Guyana posee un observatorio de medicamentos esenciales, una lista nacional de medicamentos esenciales y una política nacional de medicamentos en proceso de revisión. También están en desa-rrollo un formulario nacional y políticas relacionadas con el uso de medicamentos como parte del programa de reforma del sector.

La Ley de Inmunización de la Salud Pública (niños en edad escolar) de 1974 determina que todos los niños que accedan a una escuela o a una guardería infantil deben poseer un certificado de inmunización firmado por un funcionario del área de salud. El Ministerio de Salud produce nuevas normas para actualizar la cartilla de las enfermedades especificadas. La cartilla para niños en edad escolar incluye las siguiente vacunas: B.C.G (Calmette-Guérin), difteria, tos ferina (tos convulsa), poliomielitis, viruela y el tétano.

Además de las vacunas necesarias para niños en edad escolar, también se en-cuentran disponibles en los centros de salud para el público en general las vacunas contra el sarampión, las paperas, la rubeola, la fiebre amarilla, la gripe B, la gripe A, el rotavirus, la influenza A, el neumococo y el virus del papiloma humano.

Todos los años, Guyana participa en la Semana Especial de Vacunación de las Américas (OPS) para la inmunización y, además de mejorar la situación en lo que se refiere a la fiebre amarilla, lo cual constituye un problema significativo en esta región, el Ministerio de Salud siempre se mantiene actualizado con respecto a los eventos de salud pública a nivel global para poder incluir las vacunas necesarias en la campaña, como es el caso de la gripe A.

En lo referente a los medicamentos de alto costo, el tratamiento mediante el uso de drogas antirretrovirales en Guyana comenzó en 2002. El tratamiento es gratuito y se administra en la Clínica Médica Genitourinaria de Georgetown (la capital), otros centros de cuidados y tratamiento e instalaciones financiadas por donantes. La opción preferida para la primera línea de tratamiento es estavudina

Es ampliamente conocido que el suministro y la distribución de fármacos e insumos médicos constituye un importante cuello de botella en el sistema de cuidado de salud. Existen épocas de carencia con respecto a las necesidades, la entrega no siempre es oportuna y se produce un derroche debido a la mala ges-tión. A través de una asociación con Supplies Chain Management Systems (SCMS), que es un asociado del Plan de Emergencia Presidencial para el Alivio del Sida (PEPFAR), el Ministerio de Salud ha desarrollado un nuevo sistema de gestión de almacenamiento que fortalece la red de compra y distribución, mejora el proceso de pedido de medicamentos mediante la introducción de un vale de solicitud de compra electrónico combinado (E-CRIV) en todos los niveles del sistema de suministro del sector de la salud, además de comenzar monitoreos mediante la introducción de redes de mini laboratorios. Ahora el sistema está descentralizado en las zonas de mayor prioridad (Regiones 2, 3, 4, 5, 6 y 10) y la zona central de las regiones del interior (Regiones 1, 7, 8 y 9).

El Ministerio publica una lista de medicamentos esenciales de Guyana semes-tralmente y en 2010 lanzó un formulario nacional para todos los medicamentos de Guyana. El Ministerio ha compilado también un listado preliminar de las materias primas nacionales necesarias para la implementación del Paquete de Servicios de Salud con Garantía Pública.

El Ministerio de Salud también está recopilando y actualizando sus protoco-los de atención para promocionar la estandarización. Se espera que este proceso ayude a racionalizar la adquisición y distribución de fármacos. Para minimizar el riesgo de errores a la hora de informar a la población, la Ley de Profesionales de Farmacia de 2003 identifica a los farmacéuticos como los únicos custodios de los medicamentos, requiere que haya presente un farmacéutico en farmacias privadas, en las farmacias dentro de los hospitales públicos y en cualquier lugar donde se distribuyan fármacos.

Tabla 8 – Disponibilidad de medicamentos y % de gasto público en salud destinado a medicamentos, Guyana, 1993-2005

La Ley de Alimentos y Medicinas de 1998 establece las normas para el manteni-miento de los fármacos, las condiciones sanitarias y las declaraciones y certificados por parte de los fabricantes en lo que respecta a fármacos importados. También determina que el Ministro puede designar un Comité de Asesoramiento de Fár-macos para ayudar y aconsejar en asuntos de fármacos para proteger los intereses de la salud pública y permite que el Ministro establezca normas en lo que se refiere a los fármacos.

 

Dependencia externa

Además de las donaciones que recibe a través de subvenciones y acuerdos de cooperación técnica, Guyana depende en gran medida de importaciones desde el exterior para obtener insumos, material y tecnología para el sector de la salud.

 

Incorporación de nuevas tecnologías

En colaboración con un socio privado, el Ministerio de Salud ha logrado avances en servicios de diagnóstico por imágenes, tales como tomografías computarizadas, resonancias magnéticas e imágenes en contraste para pacientes que necesiten dichos servicios. El Ministerio cubre el costo de estos servicios suministrados por el sector privado.

En 2006, el Hospital Regional Diamond East Bank, junto con los centros de diagnóstico y tratamiento Suddie, Leonora y Mahaicony entraron en operación como parte de un acuerdo firmado entre Guyana y Cuba para mejorar los servicios de atención de la salud del país. Los centros ofrecen servicios que incluyen pruebas de laboratorio, ultrasonido, endoscopia, rayos-X, electrocardiogramas, cirugía, partos y tratamientos dentales. Desde su establecimiento, han estado reduciendo la carga de trabajo del GPHC, que es el hospital principal del país. En total, han tratado a más de 555.400 personas, discriminado de la siguiente forma entre los cuatro centros: 103.663 pacientes en el centro Diamond, 67.059 pacientes en el Centro de Diagnóstico Leonora, 63.431 pacientes en el Centro de Diagnóstico Suddie y 58.322 en el Centro de Diagnóstico Mahaicony.

Se añadieron dos nuevos centros médicos, uno oftalmológico y uno de laparos-copia, al GPHC. A través de esfuerzos de colaboración entre Guyana y la República Popular China, se ha donado a los centros equipos por un valor de más de USD 60.000 con el objetivo de mejorar y expandir los servicios ofrecidos a nivel local.

El banco de sangre recibe sangre a través de centros de recolección en todo el país. Toda la sangre es testada para detectar VIH, HTLV, HbsAg, VHC y VDRL. Se adoptó formalmente un estándar mínimo para el funcionamiento del banco de sangre.

Aunque no está listado y no ha sido discutido como componente de la refor-ma, se deben considerar las estrategias para abordar la infraestructura física y la capacidad tecnológica del sector de la salud. La planta física actual y la capacidad tecnológica del sector de salud están en un estado lamentable. Esto es una realidad a pesar de que se han realizado grandes inversiones financieras en la última década. Algunos de los problemas principales son la falta de recursos financieros, la escasez de personal técnico cualificado y la falta de disponibilidad de piezas y equipo para reparaciones, además de problemas de gestión.

Se necesita un enfoque diferente para el desarrollo y el mantenimiento de la infraestructura y la tecnología si se desea que la reforma del sector de salud enfrente con más eficacia el tema de la planta física y la capacidad tecnológica del sistema de salud público. Como parte de la capacidad tecnológica, se enfatizará el desarrollo de tecnología de diagnóstico. Se instaurará un sistema de laboratorio de referencia con instalaciones satélite (laboratorios) (Ramsammy, 2000). También se está estableciendo un programa de mantenimiento preventivo con la ayuda de agencias externas. Se ha implementado una política de donaciones e insumos para el Sistema Nacional de Salud.

 

Investigación e Innovación en Salud

La salud es el factor humano más importante para el desarrollo sostenible y el bienestar de la población de Guyana. Tanto la estrategia de Desarrollo Nacional como el Plan Estratégico de Reducción de la Pobreza identifican a la salud como la piedra fundamental del desarrollo.

Existen varias formas de definir e interpretar los desafíos de salud específicos que deben enfrentarse y para determinar los enfoques necesarios para asegurar una salud óptima. Los medios para obtener información sobre la salud incluyen tareas de vigilancia, monitoreo, evaluación e investigación de rutina. A través de alianzas con instituciones locales y regionales, donantes y la colaboración con instituciones regionales e internacionales, se ha mejorado la vigilancia, el monitoreo y la evaluación, lo cual ha permitido obtener información para orientar acerca de las acciones a adoptar para proteger, mantener y mejorar la salud en Guyana. Sin embargo, la necesidad de información estratégica no puede satisfacerse solo a través de estos enfoques, y la investigación en el área de la salud se ha convertido en una necesidad para obtener esta información.

La capacidad de Guyana de investigar ha mejorado consistentemente tras la reorganización conducida por el Ministerio de Salud y la inyección de fondos pro-venientes de los mecanismos de financiación para la mejora del acceso y la calidad de los servicios de salud. Trabajos preliminares con enfermedades infeccionas, salud materno-infantil, enfermedades no transmisibles y discapacidades condujeron al desarrollo de una nueva estrategia en el sector de la salud.

 

Políticas nacionales de investigación en salud

El Ministerio de Salud, como autoridad sanitaria nacional, está obligado a asegurar que la salud pública se proteja y se mantenga y que se proporcionen los productos y servicios necesarios para el cuidado de la salud. El Ministerio ha conta-do con el apoyo de diversos instrumentos legales suministrados por el Parlamento Nacional de Guyana para desempeñar sus funciones dentro de un marco legal.

Estos instrumentos permitieron que el Ministerio, a través de consultas y consenso, desarrolle las políticas, la reglamentación y las normas que gobiernan el sector de la salud. Esta premisa llevó al Ministerio a desarrollar un conjunto de políticas para el área de investigación en salud a través de la Ley del Ministerio de Salud de 2005.

El principio que rige a estas políticas está plasmado en las estrategias nacionales de salud, e incluye:

Calidad: La garantía de que utilizar los estándares más altos de investigación en el área de salud y el rigor necesario para lograr resultados, conclusiones y reco-mendaciones óptimos.

Equidad: La promoción del acceso igualitario de todas las partes interesadas, incluyendo aquellos que estén en situación de vulnerabilidad y los grupos de alto riesgo, a quienes los investigadores les prestarán un nivel de atención equitativo.

Centrado en las personas: La característica principal de la investigación busca la comprensión y esclarecimiento de temas que sean relevantes para la mayoría de la población de Guyana.

Rentabilidad: Las actividades de investigación harán el mejor uso posible de los escasos recursos disponibles y se tomarán decisiones inteligentes con un bajo costo y con los máximos beneficios posibles para lograr el objetivo principal.

Adicionalmente, la política será guiada por principios basados en las más altas prácticas éticas, como describen las convenciones de las metas y objetivos de la investigación médica.

 

Referencias

Ministerio de Salud de Guyana. Paquete de Servicios de Salud con Garantía Pública en Guyana 2008-2012. Georgetown: Ministerio de Salud; 2008.

Organización Panamericana de la Salud. Perfil del Sistema de Nacional de Salud, Guyana. Georgetown, Guyana: OPS; 2001.

Organización Panamericana de la Salud/Organización mundial de la Salud. Directrices Me-todológicas para Desarrollar un Análisis del Sector en lo que se refiere a la Salud, OPS/ OMS; Estrategia de Desarrollo Nacional, Gobierno de Guyana. Georgetown, Guyana: OPS/OMS; 1999.

Ramsammy L. Reforma del Sector de la Salud en Guyana. 15 de mayo de 2000.